sábado, 21 de octubre de 2017

Se fue otro de los corresponsales de Puerto del Rosario

Se apagó otra de las voces por Puerto del Rosario

Ya alejado de la vida pública, con las primeras lluvias del otoño

 

Don Antonio Peña Rodríguez falleció ayer en nuestra ciudad. Aruquense de nacimiento, este majorero de adopción desarrolló buena parte de su labor labor docente en Fuerteventura (El Cotillo, Betancuria, Puerto del Rosario...).

Aquí llegó y se casó con una majorera, implicándose desde siempre en cuestiones políticas de la isla, desempeñando los cargos de concejal de Puerto del Rosario, Consejero del Cabildo Insular y delegado del gobierno del Estado en Fuerteventura; y sociales, entre otras, fue secretario de la Asamblea Insular de Cruz Roja de la isla majorera y participó en el I Consejo Económico y Sindical de Fuerteventura 1964.

Antonio Peña Rodríguez en el I Consejo Económico y Sindical de Fuerteventura, 1964
Hombre inquieto por la isla, también se preocupó por la noticia y la información; ejerció corresponsalías de varios periódicos regionales en los que coincidió con los desaparecidos Gerardo Jorge Machín, Juan Antonio Franco Hormiga y Juan José Felipe Lima. Y su voz se escuchó en colaboraciones con otras tantas emisoras de radio regionales.

Trabajando para el diario La Provincia, su firma apareció en varios de los especiales dedicados a las fiestas patronales de Puerto del Rosario en la década de 1970; a ellos habrá que acudir como fuente para conocer buena parte de sus inquietudes y aspiraciones para la ciudad y el municipio.

En 2000, en la etapa final como Director Insular de la Administración General del Estado en Fuerteventura, pregonó las fiestas de San Buenaventura, Betancuria.

El bloc de Puerto de Cabras quiere sumarse a las condolencias hacia la familia por la irreparable pérdida. Se ha ido un testigo batallador en la cimentación del Puerto; sus crónicas constituyen (como ya hemos dicho en varias ocasiones respecto de los corresponsales y cronistas locales) un recurso más para las notas de este cuaderno. Descanse en paz.